Proyecto que describe como nos relacionamos con nuestro entorno y como la especie a la que pertenecemos es una amenaza para el planeta y para nosotros mismos. No es un proyecto denuncia, se presentan fotografías de aspecto casi inocente. No hay imágenes desagradables de montañas de basura ni ríos contaminados, pues cuando llegamos a ese punto ya no hay marcha atrás. 
A veces todo empieza por una carretera asfaltada que muere en un bosque, una máquina quitanieves en mitad de una ladera o un bloque de hormigón que parece flotar a la deriva. Todo empieza siempre de forma sutil y después, ya es tarde.
Volver al inicio